Print this page
Historia de las computadoras (I) - Engranajes y calculadoras

Historia de las computadoras (I) - Engranajes y calculadoras

Engranajes y calculadoras

Es una medida de la brillantez del ábaco, inventado en el Oriente Medio alrededor del año 500 a.C., que se mantuvo como la forma más rápida de calculadora hasta mediados del siglo XVII. Luego, en 1642, con sólo 18 años, el científico y filósofo francés Blaise Pascal (1623-1666) inventó la primera calculadora mecánica práctica, la Pascaline, para ayudar a su padre recaudador de impuestos a hacer sus cuentas. La máquina tenía una serie de engranajes entrelazados (ruedas dentadas con dientes alrededor de sus bordes exteriores) que podían sumar y restar números decimales. Varias décadas más tarde, en 1671, el matemático y filósofo alemán Gottfried Wilhelm Leibniz (1646-1716) inventó una máquina similar pero más avanzada. En lugar de usar engranajes, tenía un "tambor escalonado" (un cilindro con dientes de longitud creciente alrededor de su borde), una innovación que sobrevivió en las calculadoras mecánicas durante 300 años. La máquina Leibniz podía hacer mucho más que la de Pascal: además de sumar y restar, podía multiplicar, dividir y elaborar raíces cuadradas. Otra característica pionera fue el primer almacén de memoria o "registro".

Pascaline: Dos detalles de la calculadora del siglo XVII de Blaise Pascal. Izquierda: La "interfaz de usuario": la parte donde se marcan los números que se quieren calcular. Derecha: El mecanismo de engranajes internos.

Aparte de desarrollar una de las primeras calculadoras mecánicas del mundo, Leibniz es recordado por otra importante contribución a la computación: fue el hombre que inventó el código binario, una forma de representar cualquier número decimal usando sólo los dos dígitos cero y uno. Aunque Leibniz no usó el binario en su propia calculadora, hizo que otros pensaran. En 1854, poco más de un siglo después de la muerte de Leibniz, el inglés George Boole (1815-1864) utilizó la idea para inventar una nueva rama de las matemáticas llamada álgebra booleana. 1] En los ordenadores modernos, el código binario y el álgebra booleana permiten a los ordenadores tomar decisiones sencillas comparando largas cadenas de ceros y unos. Pero, en el siglo XIX, estas ideas todavía estaban muy adelantadas a su tiempo. A los matemáticos y a los informáticos les llevaría otros 50-100 años descubrir cómo utilizarlos (más información en nuestros artículos sobre calculadoras y puertas lógicas).

(0 votes)
Creado por iX Corp - 2018